EL DIAMANTE CULLINAN

COMPARTE UNA EXPERIENCIA DE LA REALEZA

El 25 de enero de 1905, en la mina Premier en Pretoria, Sudáfrica, se descubrió un diamante de 3,106 quilates durante una inspección de rutina por parte del superintendente de la mina. Con un peso de 1.33 libras, y bautizado como “Cullinan”, fue el diamante más grande que se haya encontrado.

Frederick Wells estaba 18 pies debajo de la superficie de la tierra, cuando vio un destello de luz estelar incrustado en la pared, justo encima de él. Esa misma tarde su descubrimiento fue presentado a Sir Thomas Cullinan, propietario de la mina. Cullinan luego vendió el diamante al gobierno provincial de Transvaal, y esté presentó la piedra al rey Eduardo VII de Gran Bretaña como regalo de cumpleaños. Preocupado de que el diamante pudiera ser robado en el tránsito de África a Londres, Eduardo VII se las arregló para enviar un diamante falso a bordo de un barco de vapor cargado de detectives, como una táctica de distracción. Mientras el señuelo avanzaba lentamente desde África en el barco, el Cullinan fue enviado a Inglaterra en una caja simple.

Eduardo confió el corte del Cullinan a Joseph Asscher, director de la Asscher Diamond Company de Amsterdam. Asscher, quien había cortado el famoso diamante Excelsior, un diamante de 971 quilates encontrado en 1893, estudió la piedra durante seis meses antes de intentar el corte. En su primer intento, la hoja de acero se rompió, sin efecto en el diamante. En el segundo intento, el diamante se rompió exactamente como estaba previsto; pero Asscher se desmayó de agotamiento nervioso.

El Cullinan fue cortado más tarde en nueve piedras grandes y alrededor de 100 pequeñas, valoradas en millones de dólares. La piedra más grande se llama “Estrella de África I” o “Cullinan I” y, con 530 quilates, es el diamante incoloro de mayor calidad y talla más grande del mundo. La segunda piedra más grande, la “Estrella de África II” o “Cullinan II”, tiene 317 quilates. Ambas piedras, así como el “Cullinan III”, se exhiben en la Torre de Londres con las otras joyas de la corona de Gran Bretaña; el Cullinan I está montado en el Cetro Real de la Soberana Británica, mientras que el Cullinan II se encuentra en la Corona Estatal Imperial.

En Siete Gallery hemos recreado las piedras exactas, y expuesto en nuestra joyería para que podáis admirar la belleza de estos minerales.

SIETE JEWELS GALLERY

C/ Hernán Cortés, 28 Valencia
EXPOSICIÓN DIAMANTE CULLINAN
HASTA EL 28 DE FEBRERO

_MG_5201

« SORTIJA TRENCADÍS
MOTIF, la colección de nuestro número… el SIE7E »